Inicio |

¡Es una alegría darte la bienvenida a mi página!

Quizá necesites un cambio en tu alimentación, en tu salud, en tus relaciones, en tu profesión …

¿Has sentido alguna vez la necesidad de tener a alguien que esté sólo para ti ayudándote y acompañándote en ese cambio? ¿Te gustaría experimentarlo?

¿Una sesión gratuita puede cambiar tu vida?

¡Si deseas comprobarlo entra aquí y averígualo!

¡No te preocupes si no puedes desplazarte! podemos hacer la sesión por Skype o telefónicamente.

Mi historia |

¡Te voy a explicar como he llegado hasta aquí!

A lo largo de mi vida profesional he hecho varios cambios hasta llegar a encontrar lo que realmente me hace sentir bien y con lo que me encuentro a gusto.

Inicié mi andadura profesional en el mundo de la hostelería, fueron 25 estupendos y gratificantes años. En él me sentí muy a gusto y contenta los primeros veinte años. Estaba de cara al público y el trato con la gente siempre me ha encantado y me ha hecho sentir feliz. Con el tiempo me fui dando cuenta que era un vaivén de gente a la que podía aportar una información puntual y procurar que disfrutaran durante su estancia… pero me empezó a parecer una relación un tanto fría e insustancial: ¡Tenía la sensación que podía aportar mucho más a quienes acudían a mí!

Un cierto día una amiga me comentó que iba a hacer un curso de quiromasaje y ese comentario dio un giro a mi vida.

Me apunté a ese curso y a partir de ahí fui de formación en formación. Le siguió un curso de drenaje linfático y otras terapias manuales y energéticas. Continué con la Naturopatía que me adentró en un mundo mágico… allí empecé a contemplar el cuerpo humano de una forma diferente y mucho más respetuosa. Descubrí y comprendí que el cuerpo es una obra extraordinaria y al mismo tiempo me di cuenta de lo poco conscientes que somos ante esta maravilla tan complejamente perfecta y de lo poco que en general lo cuidamos.

 

mi historia sigue

Salí de mi zona de confort con todos los miedos que te puedas imaginar y dejé mi trabajo para emprender el camino hacia mi vocación recién descubierta. Empecé dando masajes en un Spa y sin apenas proponérmelo formaba parte de un Centro de Terapias Complementarias del que acabé siendo la propietaria. Fue una experiencia maravillosa, enriquecedora y gratificante, que me llevó a relacionarme con la gente al nivel que realmente buscaba: con más profundidad, de tú a tú, lleno de calidez. Ahora sí había empezado a aportar algo que para mi era mucho más importante y que llenaba de sentido mi vida, ahora sí podía ayudarles a mejorar su salud y bienestar.

Pasaron los años y de nuevo empecé a darme cuenta que todavía me seguía faltando algo en mi trabajo y en mi vida, pero no sabía realmente identificar lo que era… cuando me apareció un cáncer de mama.

Fue un momento muy duro y delicado pues para nada estaba preparada para algo así, supongo que uno nunca lo está, además mi madre estaba bastante delicada y hacía unos 15 años que también había pasado por lo mismo y me preocupaba que tuviera que revivir todo aquello a través de su hija. Os confieso que lo que primero apareció fue el miedo… miedo a como iba a lidiar con todo ello, miedo a sentirme sola, miedo a todo el proceso que tenía por delante, miedo a la mastectomía, miedo a la sola palabra cáncer.
Después le siguió la incertidumbre de quimio o no quimio y un sinfín de dudas como: ¿qué es lo mejor para mi cuerpo? ¿qué es lo que realmente me devolverá la salud? ¿a quién debo hacer caso… a mi cuerpo, a mis seres queridos, a los especialistas, a las estadísticas? ¿me atrevo a salir del protocolo?…

 

la conclusión

Unos dicen que el cáncer es una lotería, otros piensan que es el resultado de largos años de no ocuparse de uno mismo, otros lo achacan a la genética y otros que forma parte del destino para enfrentarnos a nuestro ser y mejorarnos como personas. ¿Quién sabe la respuesta?, pero por si acaso todas ellas son ciertas, tuve claro que ahora debía ocuparme de mí y descubrir aquello que necesitaba para recuperar la salud

Así que tomé la decisión de coger las riendas de mi vida, tener una actitud positiva y constructiva y por supuesto, no caer en el victimismo. ¡Decidí aceptar la enfermedad y averiguar qué era lo que tenía que aprender a través de ella!

En primer lugar pasé por un cambio estricto en la alimentación, acompañado de tratamientos complementarios, sumando a todo ello un profundo trabajo a nivel mental y emocional.

Gracias a ese optimismo, a mi cambio de actitud, a la alimentación y a la gran ayuda y apoyo de mi familia y amigos, pasé prácticamente sin efectos secundarios el tratamiento de quimioterapia y radioterapia, sintiéndome fuerte tanto anímicamente como físicamente.

No sólo recuperé mi salud, sino que salí reforzada a todos los niveles y de alguna forma quería aportar mi experiencia a personas que estuvieran pasando por la misma situación… aunque todavía no sabía muy bien como enfocarlo.

De nuevo fue por una “causalidad” que llegó a mi conocimiento la formación de Nutrición Integrativa y del Método de Arboles Cuánticos. Me encantaron los contenidos de ambos cursos, por su enfoque tan diferente a lo que había conocido hasta entonces sobre el concepto de salud y me apunté. ¡Realmente ambas formaciones me aportaron y siguen aportándome lo que echaba en falta!

He dado este nuevo giro a mi vida para encontrar dónde quiero estar y cómo quiero contribuir con mi trabajo a un estilo de vida más saludable, más consciente y por tanto más feliz para las personas que, SÍ, deseen un cambio en sus vidas.

AHORA estoy satisfecha con mi vida, mi salud y por supuesto mi nuevo trabajo como Coach de Salud Integrativa.

Si yo lo he conseguido, ¡tú, también puedes! ¿A qué estás esperando para coger las riendas de TU vida?

¿Qué ofrezco?

En la vida generalmente todos queremos hacer cambios en alguno o varios aspectos y muchas veces no conseguimos llevarlos a cabo por falta de tiempo, o porque no sabemos por dónde empezar, o empezamos y nos quedamos por el camino, o no sabemos cómo hacerlo…

A lo largo de mi vida me he encontrado en alguna de estas situaciones y he echado en falta a esa persona que pudiera ayudarme y acompañarme. He encontrado muy buenos profesionales que cada uno en su materia me han ayudado mucho, pero me ha faltado ese alguien que de alguna forma estuviera ahí para escucharme, orientarme, apoyarme, guiarme… sin juicios, ni exigencias y adaptándose a mis circunstancias.

¡A raíz de mis formaciones y experiencias estoy ahora en disposición de hacer ese trabajo de Coach de Salud Integrativa contigo!

Te has planteado alguna vez preguntas relacionadas con tu estilo de vida o tu alimentación como por ejemplo…

…Si es así, entonces di SI a una sesión gratuita en la que descubrirás la forma de solucionar cualquiera de estas cuestiones de una forma sencilla, efectiva, individualizada y que te ayudará a conseguir tus metas.

¡Estaré encantada de ayudarte y acompañarte en esta maravilloso viaje de cambio positivo, explorando juntos/as las medidas más adecuadas a tus necesidades!