Mi historia |

¡Te voy a explicar como he llegado hasta aquí!

A lo largo de mi vida profesional he hecho varios cambios hasta llegar a encontrar lo que realmente me hace sentir bien y con lo que me encuentro a gusto.

Inicié mi andadura profesional en el mundo de la hostelería, fueron 25 estupendos y gratificantes años. En él me sentí muy a gusto y contenta los primeros veinte años. Estaba de cara al público y el trato con la gente siempre me ha encantado y me ha hecho sentir feliz. Con el tiempo me fui dando cuenta que era un vaivén de gente a la que podía aportar una información puntual y procurar que disfrutaran durante su estancia… pero me empezó a parecer una relación un tanto fría e insustancial: ¡Tenía la sensación que podía aportar mucho más a quienes acudían a mí!

Un cierto día una amiga me comentó que iba a hacer un curso de quiromasaje y ese comentario dio un giro a mi vida.

Me apunté a ese curso y a partir de ahí fui de formación en formación. Le siguió un curso de drenaje linfático y otras terapias manuales y energéticas. Continué con la Naturopatía que me adentró en un mundo mágico… allí empecé a contemplar el cuerpo humano de una forma diferente y mucho más respetuosa. Descubrí y comprendí que el cuerpo es una obra extraordinaria y al mismo tiempo me di cuenta de lo poco conscientes que somos ante esta maravilla tan complejamente perfecta y de lo poco que en general lo cuidamos.